CdC

Certificación Forestal
Z

¿QUÉ ES LA CERTIFICACIÓN FORESTAL?

Es una forma de garantizar al consumidor final que el producto de madera o derivado que adquiere ha sido elaborado a partir de masas gestionadas y aprovechadas de forma sostenible y legal y que se han aplicado las técnicas de control adecuadas a lo largo de todo su proceso de producción.

Tiene por tanto dos etapas claramente diferenciadas:

La certificación de los montes (GFS), asegurando que su gestión se hace de manera sostenible, lo que garantiza que la madera que posteriormente llega a la industria procede de montes gestionados según prácticas de ordenación concretas y respetuosas con el medio y según unas normas estipuladas, incluida su corta de forma legal y controlada.

La certificación de las empresas por las que pasa la madera como materia prima, en su ciclo productivo hasta consumidor final (CdC). Se controla en cada eslabón su manipulación, transporte, procesado, almacenamiento, producción y distribución, en definitiva, se trata de asegurar la trazabilidad de la madera en todo su proceso de transformación.

¿MERECE LA PENA CERTIFICARSE?

En una sociedad que claramente tiende hacia la conservación, la búsqueda de la sostenibilidad y la protección del medioambiente, donde está continuamente apareciendo normativa para regular estos aspectos, puede ser una herramienta interesante. Por otro lado, a la larga, no tanto por diferenciar a la empresa en el mercado, sino porque esta no quede excluida al no tenerla, puede ser interesante.

Pero ahora mismo? Depende. Habrá que valorar si nos lo pide el cliente, de participamos en licitaciones públicas (donde tiende a cobrar peso), o de si decidimos apostar por ello y usarlo como estrategia de mercado, en cuyo caso deberemos hacer un esfuerzo por darle difusión, tratar de vender nuestro producto como certificado, creando necesidad al cliente etc…La labor comercial en este punto es vital.

Hay mercados en los que es una herramienta sin la que las empresas certificadas no podrían haber entrado.

t

¿NECESITA MI EMPRESA CERTIFICARSE EN CDC?

Debemos tener en cuenta que:

  • Es un proceso voluntario.
  • Es imagen para la empresa, compromiso con el medioambiente.
  • Puede facilitar la apertura de nuevos mercados, en una sociedad medioambientalmente cada vez más comprometida.
  • Puede ser una vía para diferenciarse de la competencia.
  • Ayuda a acreditar la procedencia de nuestros productos de fuentes sostenibles, con origen legal y controlado.
  • Puede ayudar a asegurar el cumplimiento de normativa europea (DueDiligence).
  • En pequeñas empresas, es una primera forma muy sencilla de incorporar un sistema de gestión en la empresa, ya que se controlan entradas de materia prima, salidas de producto, proveedores, formación etc…En empresas grandes no supone ningún esfuerzo añadir una parte de control de los aspectos relacionados con la Cadena de Custodia de la madera.
  • Determinadas Administraciones lo valoran en sus procesos de adjudicación. Compra pública Verde…
  • Si no se lleva al día, puede terminar resultando un lastre.
  • Requiere implicación, y ciertos recursos económicos y de personal.

¿QUÉ ESQUEMAS EXISTEN?

En España actualmente funcionan dos esquemas de certificación en gestión sostenible, que no se reconocen entre sí, PEFC y FSC.

La elección de uno u otro es de la empresa

I

YA ME HE DECIDIDO, ¿QUÉ HAGO?

ademan@ademan.org

948.26.81.12